Cómo describir al cliente ideal de tu marca de moda + Plantilla GRATIS

Conocer a tu público es imprescindible para que tus acciones logren buenos resultados.

Antes de llevar a cabo cualquier campaña de marketing online, es importante que conozcas muy bien a tus clientes. Debes tener muy claro a quién te vas a dirigir, cómo es y dónde lo puedes encontrar, para poder realizar una estrategia efectiva.

Tu negocio no está dirigido a todo el mundo. No puedes pensar que vas a vender a cualquier persona de cualquier parte del mundo. Los consumidores que compran en Chanel, no son los mismos que compran en Pull&Bear, ¿verdad?

Cada marca tiene que encontrar a las personas que se identifiquen con su estilo y personalidad, y dirigir todas las acciones hacia ese público.

Por ejemplo, si vendes ropa y complementos para bebes, no tiene sentido que te dirijas a mujeres que no tienen hijos. Tu mensaje no sería efectivo.

Así, conocer a tu cliente ideal te permitirá identificar sus necesidades, gustos e intereses. Y con ello, podrás crear una estrategia enfocada a ese público concreto. Una campaña de marketing mal enfocada es una pérdida de tiempo y dinero.

Los siguientes pasos te serán útil si quieres conocer y definir al cliente ideal de tu marca de moda.

1. Tener muy claro cómo es tu marca

Antes de que puedas analizar a tu cliente, necesitas conocer perfectamente tu producto y tu marca. Describe el estilo de tus prendas o complementos, cómo son, qué transmiten, qué beneficios pueden aportar a tus clientes, qué deseo pueden satisfacer o qué problema pueden solucionar.

2. Analizar tu público

Necesitas conocer al máximo a tu público objetivo. Recopila tanta información como puedas sobre estos aspectos:

– Demográficos: edad, sexo, nivel de estudios, ocupación, lugar de residencia e ingresos.
– Psicológicos:  valores, aspiraciones, miedos, preocupaciones, etc.
– Estilo de vida: aficiones, intereses, costumbres, forma de hablar y expresiones.
– Hábitos de compra: si es fiel a tu marca, qué otras marcas compra, es impulsivo o ahorrador, compara precios, si compra online o en tienda física, si solo compra en rebajas…

He preparado una plantilla descargable en la que encontrarás muchas cuestiones que puedes responder sobre tus clientes.

Puedes conseguir las respuestas mediante las estadísticas que te ofrecen las redes sociales y Google Analytics. Fíjate en tus seguidores y en las personas que interactúan con tu marca en las redes sociales. Visita sus perfiles para conocerlos mejor, mira a qué otras cuentas siguen.

Otra opción es a través de un formulario de suscripción a tu newsletter o enviando una encuesta a tus suscriptores.

Y, siempre que sea posible, pregúntaselo cara a cara.

3. Describir a tu cliente ideal

Una vez tengas toda la información recopilada, es el momento de describir a tu cliente ideal. El objetivo es que llegues conocer muy bien quién y cómo son las personas que compran tus productos. Esto te proporcionará claridad para definir tu estrategia y personalizar el contenido para que tu cliente sienta que te diriges exclusivamente a él.

De esta manera, podrás anticiparte a las necesidades de tu cliente y a crear productos adaptados a estas. Descubrirás en qué plataformas pasa el tiempo, por lo tanto, en qué plataformas debes invertir. Y te permitirá utilizar expresiones y palabras que usa tu cliente para que se sienta más cercano a tu marca.

Fíjate en palabras como superlike o match utilizadas en los asuntos de las newsletters de D. Franklin. Esta marca se dirige a un público joven, con un estilo desenfadado y que sigue las últimas tendencias, por lo que es muy probable que las personas que reciban sus emails utilizen estas expresiones.

 

Un cliente ideal es fiel a tu marca de moda, volvería a comprar tus productos y los recomienda a sus amigos y conocidos. Enamorar a un cliente, crear un vínculo con él y una relación a largo plazo es fundamental, y es que conseguir un nuevo cliente cuesta hasta 7 veces más que retener a uno que ya te ha comprado.

A la hora de crear un perfil de tu cliente ideal, resume los factores principales y céntrate en aquellos aspectos y características que la mayoría de tus clientes tengan en común. Intenta que el perfil sea lo más específico posible y tata de no centrarte en los datos demográficos generales, sino en entender sus emociones, sus motivaciones, actitudes y opiniones, ya que estos datos te darán más información de por qué esa persona compraría tus piezas. Para hacerlo, rellena la segunda parte de la plantilla que te servirá de guía.

 

One Comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.